Domingo, Abril 30 de 2017
Inicio » Musica » REVIEW CANCIÓN POR CANCIÓN: ‘UNAPOLOGETIC’ DE RIHANNA
REVIEW CANCIÓN POR CANCIÓN: ‘UNAPOLOGETIC’ DE RIHANNA

REVIEW CANCIÓN POR CANCIÓN: ‘UNAPOLOGETIC’ DE RIHANNA

Rihanna, más conocida como “la de Barbados” tiene una costumbre: lanzar disco cada noviembre. Esa decisión divide el mundo entre aquellos que quieren que se tome más tiempo para lanzar música que le pertenezca más y otros que reconocen que la mayoría de popstars trabajan así, recogiendo canciones y demos que otros preparan y las hacen suyas.

Lo que es inevitable es pasar por alto el lanzamiento de ‘Unapologetic’, un álbum que, temáticamente, aúna lo mejor de ‘Rated R’, ‘Loud’ y ‘Talk That Talk’, porque las canciones de Rihanna se dividen entre “las que hablan sobre Chris Brown” y “las que hablan sobre los paparazzi hablando de Chris Brown y de mí”. Veamos si realmente le da todo tan igual como pretende hacernos creer.

Sigue el salto para ver el review completo.

Fresh Off The Runway

Una de las intros más hipnóticas y pegadizas de la historia de Rihanna. Un single casi asegurado con unos productores que jamás dirías, unidos: The-Dream junto a David Guetta. Más rapeado que cantado, algo que podría cantar Nicki Minaj pero como lo hace Rihanna lo escuchamos con algo más de cariño, para qué nos vamos a engañar. Brillante.

 

Diamonds

El primer single del álbum es una apuesta por ofrecer todo lo contrario a ‘We Found Love’: una balada uptempo, optimista, colorista, con una compositora de lujo (Sia) y un productor de hits (Benny Blanco). Nada que no conozcas ya. No será número 1 durante 10 semanas seguidas, pero tampoco lo necesita.

 

Numb (Ft. Eminem)

La amistad con Eminem sigue durando porque el rapero blanco sigue colaborando con la de Barbados en este tema, en el que ha colaborado en su composición Kanye West y 200 personas más. Si bien vocalmente no es nada del otro mundo, la inspiración jamaicana y los bajos le dan un toque único. Eso sí, no estamos del todo seguros que sea el tema idóneo para que Eminem colabore.

Pour It Up

Dos minutos y medio de Rihanna presumiendo de acento sobre una base que parece sacada de un documental barato de ovnis y extraterrestres. Aburrida pero no desentona.

Loveeeeeee Song (Ft. Future)

Siete “e” para ‘Loveeeeeee’ porque es el número de álbumes que ha lanzado nuestra amiga Rihanna. Future colabora y produce en este tema que bebe de The Weeknd y Frank Ocean, pero sin mucho éxito. De nuevo, otro tema aburrido y tedioso.

Jump

Curiosamente, ahora empieza la sección media del disco, que siempre suelen dejar abandonada las popstars, pero en el caso de Rihanna es justo lo contrario. ‘Jump’, producida por Stargate, arranca con una estrofa con una melodía parecida a la de ‘Aserejé’. Va, reconócelo un poco. Eso si, con un sonido mucho más exótico e interesante. Este es el primer y único tema en el que escucharás algo de dubstep, usado de forma original y no demasiado oportunista. Suerte que Rihanna tiene ese rollito en el que se le permite cantar sobre cualquier base sin quedar mal. Es lo bueno de no tener un sonido propio.

Right Now (Ft. David Ghetta)

El featuring oficial con David Guetta es uno de los hits del disco, porque parece que Guetta tampoco se duerme en los laureles mientras hace hits. ‘Right Now’ no desmerece en absoluto. Eso sí, otro hit más de manual de Guetta, así que no esperes ni más ni menos. Por suerte Ester Dean y Stargate aportan algo diferente, aunque se nota más la mano del francés que la de nadie más.

What Now

Otra de esas empowering ballads que consiguen emocionar y en las que Rihanna nos demuestra que sí sabe cantar, solo que nunca le da la gana de hacerlo. Podría ser un bonito single si no hubiera lanzado ya ‘Diamonds’.

Stay (Ft. Mikky Ekko)

Pero si creías que lo anterior era una balada, con ‘Stay’ RiRi, junto a Mikky Ekko, te demuestran que esta es la gran balada del disco. Solo un piano y sus voces durante cuatro minutos, pero en ningún momento se hace aburrida o tediosa como alguna de las superproducidas del inicio del disco. Tampoco es una de las performances vocales más explosivas de la ex de Chris Brown, pero el tema es precioso.

Nobodys Business (Ft. Chris Brown)

Imagina ‘Erotica’ de Madonna. No el tema, todo el disco, con ese sonido funky noventero sucio, lleno de pianos, bajos, y violines enlatados. Ahora imagina que Rihanna ha elegido a Chris Brown, el hombre que le partió la cara hace casi 4 años y que juntos cantan que lo suyo no le importa a nadie. ‘Love Sex & Magic’ de Justin Timberlake con Ciara; ‘Dance 2Night’ de la misma Madonna son el sonido que mejor puede definir ‘Nobody’s Business’, un tema único que nada solo en ‘Unapologetic’ pero que, lo quieras o no, terminarás adorando.

Love Without Tragedy/Mother Mary

No sabemos si es oficial o no, pero el sample de ‘Bette Davis Eyes’ está más que presente en este doble tema, algo muy moda desde que Lady Gaga lo usa. Los siete minutos que dura desprenden un halo cinematográfico y se te pasan volando. Eso sí, no podemos perdonar un fade out tan cutre tras siete minutos geniales.

Get It Over With

Uno de esos temas R&B del montón, etéreos, ambientales, con mucho chasquido de dedo, que si lo cantara Mariah tendría un sentido, pero con Rihanna nos hace bostezar. Si hay un tema de relleno, es éste.

No Love Allowed

Volvemos a las raíces Barbadienses de Rihanna con un tema que bebe de otros como ‘Man Down’, eso sí, de una forma mucho más light y suave, como el tema anterior con una simple guitarra, un bajo y muchos coros. Más interesante que la anterior, pero tampoco va a cambiar el mundo de la música. ¿Quizá nace para justificar una sección acústica en su próxima gira?

Lost In Paradise

Así sí, RiRi. Se nota, y mucho, la mano de Stargate a la producción y de Labrinth a la composición de este brillante hit. Si fuera por nosotros, detendríamos las rotativas y obligaríamos a Rihanna a lanzarlo como single. Melodía, producción, estribillo pegadizo, posibilidad para añadir colaboradores de todos los estilos, y uno de los temas que mejor resumen el sonido de ‘Unapologetic’. Un final de disco que bien podría ser el inicio.

Bonus track:

Half Of Me

En su día se rumoreó que Adele había coescrito este bonus track de la edición Deluxe, pero al final se confirmó que es otra británica, Emeli Sandé, la encargada de la composición de ‘Half on Me’. De nuevo Stargate se encarga de la producción. Un tema maravilloso, emocionante, que quizá quedaría mejor en voz de su compositora, pero ya que la tiene Rihanna la disfrutaremos con ella.

 

Parece que ‘Unapologetic’ es más de lo mismo: Rihanna eligiendo a los mejores productores y compositores del mundo para que le hagan un álbum moderno, divertido, bailable y con algún toque emotivo. Pero lo único que realmente vemos de Rihanna en este disco es el tema con Chris Brown, una canción en la que habla de lo que todos sabemos: su relación casi confirmada y lo poco que nos debería importar. La pregunta es ¿Tiene Rihanna alguna preocupación más en la vida? ¿Alguna inquietud más que la de salir de fiesta, de gira, rodar clips y colaborar con otros artistas? Si sigue a este ritmo jamás lo descubriremos.

Rihanna, después del ‘Diamonds World Tour’, podrías volver a casa a descansar, a pensar en cosas, a vivir tu vida fuera del ojo público y tener cosas que contar en tus canciones. Porque sino vamos a pensar que quieres hacer carrera como un futbolista y que a los 35 abandonarás la música por aburrimiento.

Fuente: CromosomaX

Comentarios

comentarios